lunes, 12 de marzo de 2018

El tren, alternativa que crece para viajar a Buenos Aires

12 de marzo de 2018.

Un significativo aumento en la venta de pasajes se dio este verano. La ruta Rosario-Capital Federal mostró un incremento del 51% en relación al mismo período pero de 2016. ¿Cuánto sale viajar? ¿De dónde se sale y llega? Todo en este informe.



Poco a poco, el tren camina. Y con Rosario como protagonista. Un informe de Trenes Argentinos Operaciones, nueva compañía a cargo del sistema ferroviario, dejó como resultado un fuerte incremento en la venta de pasajes en la temporada veraniega: se expendieron en diciembre, enero y febrero más de 289 mil pasajes en los servicios de larga distancia, llegando a un 230% más que en el mismo período de 2016. ¿Los motivos? La incorporación de más servicios, frecuencias y paradas.

Uno de los saltos significativos en cuanto a mayor venta de boletos se dio en Rosario, con un incremento del 51% en relación a los mismos tres meses de hace dos años. Mientras que el destino que mayor creció fue Bahía Blanca con un 136%. También subieron otros destinos como Junín (49%), Tucumán (45%) y Córdoba (5%).



El importante salto en venta de pasajes desde y hacia Rosario se debió a la reducción de una hora en el  tiempo de viaje que Trenes Argentinos consiguió con el mejoramiento del estado de vías en el tramo comprendido entre Campana y Rosario.

“Con la vuelta del tren a Mar del Plata, la incorporación de nuevas frecuencias en Bahía Blanca y Junín, y el mejoramiento de vías en el tramo Campana-Rosario logramos que más de 289 mil personas utilicen un servicio de calidad pensado para que la experiencia de viaje sea un momento inolvidable”, indicó Marcelo Orfila, presidente de Trenes Argentinos. Y agregó: “Estas cifras demuestran el avance en la recuperación de los servicios de larga distancia, prioritario en nuestra gestión”.

Rosario-Retiro, todos los días

Desde Rosario se puede viajar a Capital Federal todos los días, con partida desde Rosario Norte a las 0.15, pasando por Rosario Sur a la 1.06 y llegando a Retiro a las 6.43. Mientras que para regresar desde Buenos Aires el horario es 16.40, arribando a Rosario Sur a las 22.21 y a Rosario Norte 23.01.

El valor de un viaje a Capital Federal en tren categoría Primera es de 300 pesos y de 360 pesos en Pullman.



Hoy los trenes de larga distancia son opciones accesibles, con formaciones cero kilómetro que disponen de comodidades como asientos amplios, coche comedor con 48 plazas, baños adaptados para personas con movilidad reducida, dispensers con agua fría y caliente, ambiente climatizado con aire frío/calor y una biblioteca sobre rieles con más de mil libros para leer durante el viaje.

Los pasajes de larga distancia se pueden adquirir desde la página web www.argentina.gob.ar/transporte/trenes-argentinos con un 5% de descuento y 40% para jubilados. Además hay un 50% de descuento para menores de 12 años y menores de 3 años que no ocupen asiento no pagan pasaje.

https://www.elciudadanoweb.com/el-tren-alternativa-que-crece-para-viajar-a-buenos-aires/

domingo, 25 de febrero de 2018

En dos años, viajar en tren hasta Buenos Aires tardará cuatro horas

Domingo 25 de Febrero de 2018.

Por: Pablo R. Procopio.

Lo prometió el gobierno nacional, que ya comenzó a cambiar los durmientes de todo el trayecto. Pero son más de 40 mil y sólo repusieron mil.

Durante la gestión de Cristina Kirchner se colocaron durmientes de hormigón, que ahora están siendo reemplazados porque se fisuraron.


El gobierno nacional prometió que en dos años el tren Rosario-Retiro tardará cuatro horas para cumplimentar ese trayecto. Si el anuncio se cumple, sobre el cierre del mandato de la actual administración central se llegará casi al tiempo prometido en 2012, cuando se dio a conocer que se retomaría el añorado servicio. Para eso, ya comenzó el cambio de durmientes en todo el tendido de las vías. Pero son más de 40 mil y hasta ahora sólo repusieron mil.

Fue en 2012 cuando el entonces ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo, anunció que se instalaría "un servicio ferroviario de pasajeros que llegará en tres horas y media" de Rosario a Capital Federal. En ese mismo acto, justificaba el jamás concretado compromiso de plasmar el tren de Alta Velocidad (Tave), conocido como tren bala, con la frase: "Muchas veces lo ideal es enemigo de lo posible".

El recorrido en cuatro horas será una modificación sustancial. Sin embargo, los trabajos tienen su demora, ya que se realizan de manera artesanal, cambiando los durmientes uno por uno. No obstante, las vías ya fueron renovadas.

El diputado nacional de Cambiemos, José Núñez, celebró esa transformación estructural del tren a Buenos Aires y dijo que "el ciento por ciento de las vías están montadas y se encuentran en operación. El gran desafío es solucionar el problema de los más de 40.000 durmientes de hormigón fisurados, que se colocaron durante el gobierno de Cristina Kirchner y hoy obligan a los trenes a tener que circular, por algunos sectores, a velocidades bajísimas".

En ese sentido, el legislador detalló que "es un trabajo artesanal y ya se cambiaron más de mil durmientes, tarea que demanda mucho tiempo, pero que cuando se concluya, en unos dos años, hará bajar el tiempo de viaje a cuatro horas".

Barreras automáticas

Además, se están colocando barreras automáticas en más de 30 pasos a nivel, "cuestión que permitirá mejorar las velocidades en estos cruces, con el objetivo de reducir cada vez más el tiempo entre Rosario y Buenos Aires".

Por otro lado, Núñez mencionó la "inversión millonaria" que está haciendo la Nación en la reforma de la estación Rosario Norte y dijo que "ya está en marcha la obra, las máquinas están trabajando y, cuando se encuentre finalizada, tendrá importantes mejoras en cuanto al mobiliario, las boleterías y los baños (ver aparte)".

"Los rosarinos que viajen hacia Buenos Aires van a contar con una estación moderna, cómoda, que además permita seguir sumando pasajeros y distintas conexiones desde el centro de la ciudad", continuó el diputado.

El legislador de Cambiemos, remarcó: "Vale destacar que el actual tren ya demora una hora menos para llegar desde Retiro a Rosario Norte, y en 2017 se vendió casi un 20 por ciento más de pasajes respecto al año anterior, por lo que vamos a seguir haciendo todo el esfuerzo para terminar con el reemplazo de durmientes y la obra de la estación, para que, de una vez por todas, las formaciones lleguen en los tiempos que están previstos y se puedan agregar más frecuencias".

El pasado 15 de enero, el ferrocarril redujo su trayecto en una hora, aunque sigue demorando mucho tiempo en unir ambas ciudades. El dato fue confirmado por el presidente de Trenes Argentinos, Marcelo Orfila, quien llegó por esos días a la ciudad para recorrer las estaciones Sur y Norte y ver el estado en que se encuentran.

En aquella oportunidad también se reunió con empleados y representantes gremiales.

El viaje entre la estación Retiro, en la ciudad de Buenos Aires, y Rosario Norte, en Aristóbulo del Valle 2750, que los primeros días de enero tardaba 7 horas y 42 minutos, ahora demanda 6 horas y 42 minutos.

Según explicó Orfila, los tiempos se redujeron porque se levantaron las restricciones de velocidad que había en algunos tramos del recorrido a causa de las condiciones en las que se encontraban las vías. "Había algunos sectores en los que se podía circular a 12 kilómetros por hora, lo que afectaba el tiempo total del viaje", detalló.

Casi 85 millones de pesos para Rosario Norte

En agosto próximo estará concluida la primera parte de la remodelación de la histórica estación ferroviaria Rosario Norte. Con una inversión cercana a los 14 millones de pesos, se restaurará de manera integral la terminal de Pichincha, mejorándose su mobiliario y las boleterías, aparte de la construcción de nuevos baños. Sin embargo, las obras son mucho más ambiciosas. Según pudo saber La Capital, el gobierno federal aportará 70,5 millones de pesos para ejecutar tres andenes de 320 metros lineales, restaurar cubiertas de alto valor edilicio y diferentes dependencias, y trasladar y poner en valor el histórico puente de la estación. Los trabajos incluirán también la reparación del área de estacionamiento y las veredas. En total, se invertirán 84,5 millones de pesos.

https://www.lacapital.com.ar/la-ciudad/en-dos-anos-viajar-tren-buenos-aires-tardara-cuatro-horas-n1562704.html

miércoles, 17 de enero de 2018

Llegar de Rosario a Retiro en tren ahora demanda una hora menos

Miércoles 17 de Enero de 2018.

El tiempo de viaje se redujo porque se mejoraron las condiciones de las vías en algunos tramos que antes tenían restricciones.

Mas rápido. Con estas mejoras, el traslado a Retiro ahora implica 6 horas y 42 minutos.


Desde el lunes pasado, llegar de Rosario a Retiro en tren demanda una hora menos. Así lo informó a LaCapital el presidente de Trenes Argentinos, Marcelo Orfila, quien hoy llegará a la ciudad para recorrer las estaciones Sur y Norte y ver el estado en que se encuentran. También se reunirá con empleados y representantes del gremio. Luego continuará viaje hasta Córdoba en el mismo plan.

El lunes último se redujeron los tiempos de viaje entre la estación Retiro, en la ciudad de Buenos Aires, hasta la estación Rosario Norte, en Aristóbulo del Valle 2750. El recorrido que hasta la semana pasada tardaba 7 horas y 42 minutos, desde esta semana demanda una hora menos: 6 horas y 42 minutos.

Según explicó Orfila a LaCapital, los tiempos se redujeron porque se levantaron las restricciones de velocidad que había en algunos tramos del recorrido a causa de las condiciones en las que se encontraban las vías. "Había algunos sectores en los que se podía circular a 12 kilómetros por hora, lo que afectaba el tiempo total del viaje", detalló.

El funcionario explicó que en el tramo comprendido entre Rosario y Campana —unos 220 kilómetros— debieron reemplazarse 45 mil durmientes de hormigón que estaban partidos.

"El estado de esos durmientes es lo que hizo que se pusieran límites en la velocidad a la que el tren podía circular por determinados lugares", sostuvo Orfila, quien detalló que los durmientes se partieron porque se habían colocado en menos del tiempo que debían esperar para que pudieran ser utilizados. "No era una cuestión de cómo fueron colocados, era una cuestión de calidad. Los durmientes tienen un período de estacionamiento que no se respetó", dijo el funcionario.

Los durmientes se fabrican con alambres de hierro pretensado que quedan ocultos al echar el hormigón al molde. Luego esa estructura de sebe fraguar y endurecer durante el tiempo que prevén las normas de seguridad y calidad. Después se debe retirar del molde y dejar estacionar. De acuerdo con Orfila, cuando fueron colocados durante la gestión anterior no se respetaron esos tiempos y por eso el material quedó débil y propenso a partirse.

"A medida que se cambian los durmientes estos se empiezan a asentar en la vía y de a poco se empiezan a cambiar las precauciones de velocidad", explicó el funcionario, quien dijo que a medida de que se vayan levantado las restricciones en las zonas que aún las tienen, el tiempo que dura el viaje bajará aún más.

Para todo el tramo, el recambio de estas piezas de las vías demandó una inversión de 3.900 millones de pesos. La obra fue realizada por la Administración de Infraestructuras Ferroviarias (Adif).

También explicó que en algunas zonas es necesario trabajar sobre alcantarillas y puentes. Esas obras también influirán en el tiempo de viaje.

Obras en Rosario

Orfila adelantó que se proyecta remodelar la estación Rosario Norte y que uno de los motivos de su visita a la ciudad —llegará hoy, a las 10.30— es ver las condiciones en que se encuentran las dos estaciones rosarinas, Norte y Sur (San Martín al 6200).

Además, el funcionario se reunirá con los empleados de los ferrocarriles para recoger críticas y consejos.

Hoy los pasajes entre Rosario y Retiro cuestan, en primera clase, 300 pesos, y en Pullman 360 pesos. Orfila detalló que en 2017 hubo un incremento del 16,5 por ciento de la cantidad de pasajes vendidos para el tramo Rosario-Retiro, respecto de 2016.

Además, remarcó que, desde el inicio de su gestión, se remodelaron 140 estaciones de tren en todo el país.

Después de visitar la ciudad de Rosario, el presidente de Trenes Argentinos seguirá camino a Córdoba, donde hará lo propio con el Tren de las Sierras.

https://www.lacapital.com.ar/la-ciudad/llegar-rosario-retiro-tren-ahora-demanda-una-hora-menos-n1541313.html



domingo, 20 de agosto de 2017

Arranca una ambiciosa reforma de la estación de trenes Rosario Norte

Domingo 20 de Agosto de 2017.

Se invertirán $14 millones para refaccionar el edificio, incorporar mobiliario, nuevos baños y boleterías. Estiman que en 10 meses estará lista.

Lo que viene. La estación será reformada íntegramente con nuevo mobiliario, boleterías y baños.


En septiembre el gobierno nacional comenzará una ambiciosa remodelación de la estación Rosario Norte. Con una inversión de 14 millones de pesos, se restaurará de manera integral la terminal y las instalaciones ferroviarias del edificio de Pichincha, se mejorará su mobiliario, las boleterías y se harán nuevos baños. Se estima que para julio del año próximo las tareas estarán listas, para potenciar la cantidad de pasajeros que viaja en tren a Retiro o llega a la ciudad a través de ese medio de transporte, que el mes pasado tuvo 355 pasajes diarios vendidos. La zona completará su transformación con un nuevo parque que se está levantando donde había hasta hace poco casillas precarias.

El anuncio del gobierno se conoce en la misma semana en la que se generó una fuerte polémica por un supuesto interés del Ejecutivo de desmantelar ramales y estructuras ferroviarias.

Fue a raíz de un decreto del presidente Mauricio Macri, que puso en alerta a la oposición y referentes de organizaciones no gubernamentales.

Desde la Casa Rosada destacaron que con esta serie de obras y los trenes de carga que se están importando desde China "se despeja cualquier presunción de desmantelamiento ferroviario".

Fuentes del Ministerio de Transporte de la Nación confirmaron a LaCapital que el mes próximo comenzarán las obras adjudicadas a la firma Mecall SRL. La contratista tiene 10 meses de plazo para efectuar las tareas.

El pliego incluye la restauración integral de la terminal Rosario Norte. Además, se mejorará el mobiliario de la estación de Pichincha, las boleterías y se harán nuevos baños.

"La idea es hacer una estación moderna, cómoda, que permita seguir sumando pasajeros a Retiro y distintas conexiones desde el centro de Rosario", apuntaron desde la cartera que conduce el ministro Guillermo Dietrich.

La estación Rosario Norte recuperó protagonismo en junio de 2016, cuando se habilitó la conexión desde el apeadero sur. Esto permite que lleguen las formaciones que parten y arriban desde Retiro al corazón de Pichincha.

Actualmente por el ramal Mitre hay un servicio diario que une a Rosario con Retiro. Según datos oficiales, en julio pasado se vendieron 10.672 tickets, a razón de 355 pasajes por día.

El viaje actual insume unas siete horas y media. Pero desde la Asociación Amigos del Riel plantearon que el recorrido entre ambas ciudades ya podría hacerse en menos de cinco horas si se autorizara al ferrocarril a incrementar su velocidad.

Los trabajos en la segunda vía quedaron finalizados hace unos dos meses, con lo cual los tramos entre estaciones podrían ser llevados a cabo a una velocidad plena de entre 90 y 120 kilómetros por hora, cuando hoy la velocidad promedio es de 42 kilómetros.

Funcionarios de Cambiemos destacaron que en simultáneo ya se renovaron las estaciones intermedias de San Pedro y San Nicolás, en las que se construyeron nuevos andenes, accesos para personas con movilidad reducida, refugios con asientos y se pusieron en valor los edificios históricos.

Estas estaciones fueron inauguradas en julio pasado y requirieron una inversión del Estado de casi 20 millones de pesos. San Pedro, junto con Ramallo y Rosario Norte, fueron incorporadas como nuevas paradas en el servicio en junio del año pasado.

Desde el Ministerio de Transporte apuntaron además que al comienzo de la nueva gestión, las obras de renovación de vía se encontraban paradas por falta de pago a los contratistas. Una vez que se renegoció con todos ellos y se pudieron retomar las obras, se detectaron fallas en una parte de los durmientes que ya estaban colocados en la vía.

Otro factor que repercute en la velocidad del tren es la cantidad de pasos a nivel que se encuentran sobre la traza. El gobierno nacional está invirtiendo casi $150 millones en 35 nuevas barreras automáticas, particularmente ubicados en las zonas más densamente pobladas.

http://www.lacapital.com.ar/la-ciudad/arranca-una-ambiciosa-reforma-la-estacion-trenes-rosario-norte-n1454900.html

jueves, 17 de agosto de 2017

Del tren bala al de siete horas y media

Jueves 17 de Agosto de 2017

Por: Adrián Gerber.

El tiempo pasa y las promesas quedan. En junio último se terminaron de renovar los 530 kilómetros de vías (ida y vuelta) del ramal Rosario-Retiro con una inversión de 3.900 millones de pesos.



El tiempo pasa y las promesas quedan. En junio último se terminaron de renovar los 530 kilómetros de vías (ida y vuelta) del ramal Rosario-Retiro con una inversión de 3.900 millones de pesos. Sin embargo, se sigue prestando un servicio ferroviario de pasajeros con una velocidad del siglo XIX: la locomotora china adquirida hace pocos años va a un promedio de 42 kilómetros por hora, cuando puede correr sin problemas a 120 kilómetros por hora. ¿Cuál es la explicación oficial? Fuentes del Ministerio de Transporte de la Nación señalaron que ya hay al menos 50.000 durmientes nuevos que están fisurados y otros 50.000 con "problemas de calidad", que no representan un riesgo para el tren pero repercute en la velocidad. "Un plazo de dos años", eso es lo que tardará el reemplazo de los mismos, según los voceros del gobierno nacional.

Estación Rosario Norte. 00.07 del sábado pasado. Luego de 7 horas y 27 minutos de viaje para recorrer 300 kilómetros, el tren que partió de Retiro ingresa al andén principal y se detiene al final de su recorrido. El lugar está casi desolado. La formación está integrada por una locomotora, cinco vagones de pasajeros (con una capacidad de 313 asientos) y un coche comedor. De ella bajan tan sólo 28 pasajeros. Una hora antes en la también desértica terminal del Apeadero Sur habían descendido otras tantas. La duración del viaje, la pésima frecuencia (sólo un servicio diario) y los horarios que también espantan a los pasajeros (sale de Retiro 16.40 y llega 00.07, y parte de Rosario a la 1.03 y arriba a las 8.30) parecen estar diseñados por los dueños de las empresas de colectivos de larga distancia, que obviamente con este panorama acaparan casi todo el mercado de pasajeros de este corredor, pese a que hay diferencias en los precios de los pasajes ($210 en tren y $350 en colectivo).

Hace 25 años, el 1º de agosto de 1992, Rosario se quedaba sin trenes de pasajeros a Buenos Aires (los servicios "El Porteño" y "El Rosarino") tras la decisión del gobierno de Carlos Menem de privatizar los ferrocarriles. Pero el 1º de abril de 2015 otro gobierno del mismo partido y liderado por Cristina Kirchner lo repuso, en una muestra más -por si hacía falta- de la gran capacidad de adaptación que tiene el peronismo, que puede pasar sin transiciones del neoliberalismo al estatismo. Así, desde que el entonces ministro de Transporte, Florencio Randazzo, realizó ese día el viaje reinaugural se viene prometiendo que se bajará paulatinamente a tres horas y media el tiempo de duración del mismo, una vez que se concrete la renovación de la segunda vía hacia la Capital Federal, y que se incrementarán las frecuencias (se habló de siete servicios diarios en cada tramo). Pero pasó el kirchnerismo y ya casi dos años de la gestión Cambiemos, y la situación para el pasajero nada aún cambió. El actual titular de esta cartera, Guillermo Dietrich, había prometido el 21 de octubre pasado que "para fin de año (en referencia al 2016)" estarían terminadas las obras del ramal Retiro-Rosario. Y en rigor, en junio pasado finalizó la renovación de los 530 kilómetros de vías del corredor, pero ahora desde el gobierno nacional señalan que aún restan realizar otros dos trabajos que repercuten en la velocidad del tren:

1) Las actuales autoridades del Ministerio de Transporte afirman que cuando asumieron en diciembre de 2015 detectaron "fallas en una parte de los durmientes que ya estaban colocados en la vía". Para renovar los 530 kilómetros hicieron falta más de 800.000 durmientes. Pero de ellos, "casi 100.000 correspondían a una partida con problemas de calidad que hacían que se fisuren con el paso de los trenes. Actualmente casi 50.000 presentan fisuras y los restantes podrían presentarlas", advierten. Así, Trenes Argentinos Infraestructura acordó con la empresa proveedora el reemplazo de los durmientes en mal estado. "Al día de hoy se llevan cambiados unos 1.000 durmientes. Si bien este problema no repercute en la seguridad operativa del servicio, sí tiene efectos en la velocidad de circulación y por ende en el tiempo de viaje. Hay varios sectores donde hay más cantidad de durmientes defectuosos donde la velocidad está precaucionada", señalan.

2) Otro factor que repercute en la velocidad del tren es la gran cantidad de pasos a nivel que se encuentran sobre la traza, ya que la formación debe disminuir su marcha. "El gobierno nacional está invirtiendo casi 150 millones de pesos en 35 nuevas barreras automáticas, particularmente ubicadas en las zonas más densamente pobladas", afirman desde el ministerio que conduce Dietrich.
Hoy parece ciencia ficción, pero los memoriosos recuerdan que el 26 de abril de 2006 el entonces presidente Néstor Kirchner había presentado el proyecto Tren de Alta Velocidad (Tave), más conocido como el tren bala. Iba a unir las ciudades de Buenos Aires, Rosario y Córdoba. De Retiro a Rosario el viaje iba a durar 85 minutos, con una velocidad máxima de 320 km/h. La iniciativa hasta llegó a licitarse y adjudicarse a la firma francesa Alstom, pero luego quedó archivada por falta de crédito ante la crisis financiera internacional de 2008 (demandaba una inversión de 4.000 millones de dólares que algunos consideraban faraónica, pero no tanto como la del soterramiento del ferrocarril Sarmiento que hoy sí está en ejecución y se deglutirá más de 3.000 millones de dólares). En su reemplazo, en 2012 el entonces ministro Randazzo anunció que se instalaría "un servicio ferroviario de pasajeros que llegará en tres horas y media de Retiro a Rosario". "Muchas veces lo ideal es enemigo de lo posible", justificó el entonces funcionario para argumentar por qué se dejaba en el olvido el ambicioso proyecto Tave. Pero once años después de ese anuncio en el tren Rosario-Retiro no hay rastros de lo "ideal" y ni siquiera aún de lo "posible".

http://www.lacapital.com.ar/opinion/del-tren-bala-al-siete-horas-y-media-n1453154.html

sábado, 12 de agosto de 2017

Quieren que con el recambio de vías el tren a Retiro tarde unas 5 horas

Sábado 12 de Agosto de 2017.

Por: Pablo R. Procopio.

El pedido fue realizado por la Asociación Amigos del Riel, desde donde solicitaron que se autorice al ferrocarril a incrementar la velocidad.


En la terminal se construyó un nuevo andén sobre el lado que tiene dirección a Buenos Aires.


La Asociación Amigos del Riel anunció que el tren Rosario-Buenos Aires ya podría unir ambas ciudades en menos de cinco horas si se autorizara al ferrocarril a incrementar su velocidad. La propuesta, según los referentes de la entidad, podría llevarse a cabo ya que el cambio de vías en el tramo "está casi concluido", dijo Carlos Fernández Priotti, integrante de la agrupación. Hoy, viajar a Capital Federal demanda siete horas y media.

Según el especialista, "hay promesas de la actual administración ferroviaria relacionadas con incluir nuevas frecuencias y reducir tiempo de viaje", pero aún se aguarda que se concreten.

"Estamos esperando que aumente la velocidad del tren, teniendo en cuenta que la renovación de las vías está casi completa. Aguardamos un anuncio concreto", destacó.

Barreras


El referente sostuvo que sólo faltan cambios de vías en algunas estaciones del trayecto y la instalación de barreras automáticas en los pasos a nivel, que es algo que se está llevando a cabo (ver aparte).

"De todos modos, con lo que ya se renovó de vías se podría reducir sustancialmente el tiempo de viaje, que podría realizarse en menos de cinco horas, y no en las siete y media que dura hoy".

Los trabajos en la segunda vía quedaron finalizados hace unos dos meses, o sea que a esta altura, los tramos entre estaciones podrían ser llevados a cabo a una velocidad plena de entre 90 y 120 kilómetros por hora, cuando hoy el tiempo promedio es de 42 kilómetros.

"Donde sí hay que reducir la velocidad es en la zona de las estaciones porque todavía no se concretó el recambio de vías", subrayó.

Sin embargo, Fernández Priotti fue por más y dijo en La Ocho que con las vías totalmente renovadas y sin paradas, el trayecto podría hacerse en alrededor de tres horas y media, ya que podría sostenerse una velocidad promedio de 120 kilómetros, si bien el trazado está geométricamente preparado para desarrollar un máximo de 160 kilómetros de velocidad horaria".

"Ocurre que tanto los ingresos a Rosario como a Buenos Aires reducen las expectativas", remarcó antes de hacer un repaso histórico: "En otros tiempos, este convoy llegó a demandar 3 horas y 45 minutos".

Aun así, el miembro de Amigos del Riel dijo que "las paradas intermedias son clave para darle mayor rotación y atractivo al servicio" y sumó que habitualmente le agregan poco tiempo más de demora al itinerario. "Históricamente Ferrocarriles Argentinos agregaba entre tres y cinco minutos por parada intermedia, así que con cuatro paradas, el servicio no debería tardar más de cuatro horas".

El referente indicó que "aumentar la velocidad depende de que se quieran implementar las mejores condiciones, pero hay cosas que siguen pendientes, como los accesos en Rosario, que son problemáticos".

Por otro lado, la entidad puso de manifiesto otra de las necesidades actuales respecto del servicio ferroviario. "Lo óptimo sería sumar frecuencias en horarios más atractivos y competitivos". Según Fernández Priotti, "sería una gran ayuda para sumar pasajeros y convertir al tren en una oferta interesante".

Tareas concluidas en junio pasado

Según datos a los que accedió La Capital, en el corredor Buenos Aires—Rosario en junio pasado finalizaron las obras de renovación de 530 kilómetros de vías. El recambio consistió en colocar nuevos durmientes de hormigón, rieles y fijaciones, con una inversión cercana a los 3.900 millones de pesos. Estas obras además incluyeron la renovación o mejoramiento de puentes y alcantarillas ubicadas a lo largo de la traza que une ambas ciudades. En tanto, en la estación Rosario Sur, se construyó un andén nuevo del lado de la vía que va hacia Buenos Aires.

Los porteños que llegaron a Rosario en línea férrea

Casi 6 mil personas que llegaron en tren a Rosario desde Buenos Aires durante el receso invernal provocaron un movimiento poco usual en las estaciones Rosario Norte y Sur.

Según un informe difundido por el Ministerio de Transporte de la Nación, entre el 14 y 28 de julio, período de vacaciones en la vecina provincia, arribaron a Rosario 5.812 personas a través de la empresa del Estado Trenes Argentinos.

De este modo, Rosario se ubicó cuarta entre los destinos más solicitados desde Buenos Aires, y estuvo por encima de Córdoba y Junín.

De todos modos, desde la Asociación Rosarina Amigos del Riel, Carlos Fernández Priotti minimizó la estadística y dijo que "el número no es muy elevado, más aún teniendo en cuenta que a esa cantidad hay que prorratearla en las dos semanas de vacaciones".

http://www.lacapital.com.ar/la-ciudad/quieren-que-el-recambio-vias-el-tren-retiro-tarde-unas-5-horas-n1450233.html

jueves, 13 de julio de 2017

Lo que no se ve detrás de la flamante estación de trenes

13-07-2017.

Por: Ignacio Pellizzón.
redaccion@miradorprovincial.com

Apeadero Sur en Rosario

El espacio se inauguró el 21 de julio de 2015, pero hoy está abandonado y sin signos de operatividad. Reclamo de la intendencia, el Concejo y de fuerzas vivas de la ciudad.

El lado norte de Battle y Ordóñez, la situación no mejoró. “No hay seguridad, luminarias, los chicos cruzan las vías como si fuese una cortadita, hay perros durmiendo en las vías (por las que pasa el tren actualmente) y nuestras casas están a centímetros de ellas”, denunció una vecina. Foto: Mirador Provincial.


Vandalismo, desuso y abandono forman un alarmante cuadro que refleja la nueva estación de trenes de Rosario, ubicada en Av. San Martín y Batlle y Ordóñez, zona sur, que fue inaugurada el 21 de julio de 2015 con bombos y platillos. El sueño de ver renacer el sistema ferroviario para pasajeros en la ciudad terminó siendo una ilusión rota que le costó al Estado nacional 70 millones de pesos y a los vecinos una decepción más. Con un solo horario diario de salida desde Rosario a Buenos Aires, a la 1.46 de la madrugada, con pasajes en primera y pullman que cuestan 210 y 255 pesos respectivamente y con una demora que supera las seis horas, la estación dista mucho de lo que se imaginó que sería. No sólo no posee calefacción, sino que además “las escaleras mecánicas como el ascensor no funcionan”, porque “la planta alta no se encuentra habilitada”, denunció a Mirador Provincial la concejal, Lorena Giménez.

Sin embargo, la peor cara de la flamante nueva estación de trenes en el Apeadero Sur de Rosario, se encuentra detrás de la misma, al apuntar la vista cruzando Batlle y Ordóñez y siguiendo por Av. San Martín hacia el norte. Se trata de un par de decenas de familias que viven a la vera de las vías y a las que se les habían prometido el oro y el moro.

El lado b

“Pareciera que del lado norte de Battle y Ordóñez no se preocuparan, porque en esta parte la situación no mejoró. No hay seguridad, luminarias, los chicos cruzan las vías como si fuese una cortadita, hay perros durmiendo en las vías (por las que pasa el tren actualmente) y nuestras casas están a centímetros de ellas. Es un riesgo que se corre todos los días”, señaló a este medio Lorena, quien convive con las vías del tren en la puerta de su casa.



“Cuando oscurece esto es tierra de nadie”, detalló Marina, otra de las vecinas. “Hace poco acuchillaron a un muchacho para robarle el celular; acá no hay policías ni nadie que vigile la zona”, se quejó y agregó: “Como podés ver, no hay ni postes de luz, solamente se ilumina el camino cuando pasa el tren. Es un riesgo muy grande”, afirmó con vehemencia.

Otra advertencia que realizaron las vecinas, es que “no hace mucho, al pasar el tren destruyó la fachada de una casilla arrancándole el brazo al dueño de casa. Nadie está exento de que le pueda suceder lo mismo. Nosotras quisiéramos poder mudarnos, trabajamos, por ende entendemos que podemos pagar una vivienda en un espacio más seguro, pero nadie nos vino a dar una mano”, afirmaron con impotencia.

Los riesgos que conlleva vivir allí, donde las luces de los autos no alcanzan a iluminar y las cámaras no enfocan, produce que “la mugre, la basura se acumulen” y se formen como depósitos de residuos, los cuales no sólo expanden un olor hediondo, sino que “atraen ratas, cucarachas, lauchas” y demás alimañas. “Es horrible convivir con eso y más cuando hay niños”, culminaron ambas vecinas.

Estación estanca

La concejal Giménez denunció que el barrio Irigoyen (donde está la estación) “está complicado, porque la gente se mete en los baños y están todos vandalizados. Se nota el estado de abandono tremendo y tampoco hay personal de limpieza”.

Por este motivo, los vecinos “buscan que el sector de planta alta se utilice, para generar un espacio cultural donde la gente tenga capacitaciones en oficios u otras tareas, de modo de utilizar la estructura que hoy no está habilitada a través de convenios, programas que la Municipalidad puede gestionar mediante Nación o, inclusive, instalar un bar que le brinde más vida social al barrio”.

Al respecto, la intendente, Mónica Fein, se quejó del estado de la nueva estación en diálogo con Mirador Provincial: “Hay un solo tren que se detiene ahí y en horario nocturno. Yo estuve en una reunión con la Sofse, que es quien opera los trenes de todo el país, y reclamé la disminución del tiempo, porque ellos se comprometieron a que este año lo iban a disminuir y también pensar otras posibles conexiones ferroviarias”.

“Hay un compromiso, porque hicimos una estación de trenes, la ciudad invirtió su parte, pusimos equipamiento para que sea una adecuada y la verdad que ahora nos faltan los trenes. Está en los planos mejorar el recorrido, pero no de mayor frecuencia o mejorar el servicio”, cerró la intendente rosarina.

Otro de los consultados por este medio es uno de los representantes de la Asociación Amigos del Riel, Carlos Fernández Priotti, quien apuntó que “el problema más notorio que vemos es que desde el verano hay inconvenientes con el vandalismo en los baños públicos y por otra parte el resto de la estación se encuentra a medio habilitar”.

También remarcó: “Las escaleras mecánicas nunca se llegaron a usar, al igual que el ascensor, porque la planta alta no está habilitada, es decir que los baños sólo se pueden utilizar accediendo por las escaleras.
Entendemos que le corresponde a la operadora ferroviaria mejorar la infraestructura, teniendo en cuenta que es un área de concesión nacional y esta operadora es la que gestiona todos los servicios de trenes de pasajeros como el de Rosario, Córdoba, Tucumán, Mar del Plata, Bahía Blanca, entre otros”.

“Hay un compromiso, porque hicimos una estación de trenes, la ciudad invirtió su parte, pusimos equipamiento para que sea una adecuada y la verdad es que ahora nos faltan los trenes. Está en los planos mejorar el recorrido, pero no de mayor frecuencia o mejorar el servicio”.
Mónica Fein
Intendente de Rosario


http://www.miradorprovincial.com/?m=interior&id_um=151861-lo-que-no-se-ve-detras-de-la-flamante-estacion-de-trenes

martes, 11 de julio de 2017

Advierten abandono y falta de mantenimiento en la estación de trenes del Apeadero Sur

Martes 11 de Julio de 2017.

Los vecinos de la zona había reclamado a principios de año por falta de higiene y escaleras mecánicas sin funcionar, entre otras irregularidades.



La concejala Lorena Giménez, del Bloque Compromiso Social, señaló que la estación de trenes del Apeadero Sur se encuentra en estado de abandono y falta de mantenimiento.
La edila recordó que en febrero, luego de recibir el reclamo de los vecinos de la zona, efectuó una visita a la estación donde constató el estado de deterioro en el que se encuentra "sin que ninguno de los niveles del Estado interceda en su control y funcionamiento". Baños clausurados, falta de higiene, escaleras mecánicas sin funcionar, un ascensor para personas con movilidad reducida que tampoco opera y una planta alta con un bar sin concesionar son algunas de las irregularidades detectadas.

La concejala advirtió que la estación evidencia que ninguna de las gestiones actuales "han intercedido para mantener el lugar en condiciones y asegurar que los usuarios puedan utilizar las instalaciones sin riesgos ni disgustos".



"Un claro ejemplo de ello es la falta de accesibilidad para personas con movilidad reducida, quienes no tienen posibilidad de llegar a la planta alta en donde se encuentra el único baño habilitado para que los mismos puedan utilizar, debido a la falta de funcionamiento del ascensor y de las escaleras mecánicas", agregó la edila, tras un informe televisivo que anoche mostró el estado actual del Apeadero Sur.

http://www.lacapital.com.ar/la-ciudad/advierten-abandono-y-falta-mantenimiento-la-estacion-trenes-del-apeadero-sur-n1431494.html

miércoles, 5 de julio de 2017

Inauguraron las nuevas estaciones ferroviarias de San Pedro y San Nicolás



Miércoles 05 de Julio de 2017.

Con una inversión de 17 millones de pesos en las dos ciudades, se pusieron en valor los edificios históricos, las boleterías, la iluminación y los baños.

Flamante. Los andenes de la remozada estación de trenes de San Nicolás.

Desde comienzo de este mes, los más de 6.000 pasajeros que viajan mensualmente en tren desde o hacia Rosario y Buenos Aires pueden utilizar, gracias a las mejoras realizadas, las instalaciones de las estaciones ferroviarias de las ciudades bonaerenses de San Nicolás y San Pedro.

Con una inversión de 17 millones de pesos, que llevó adelante el Ministerio de Transporte de la Nación, a través de Trenes Argentinos Infraestructura, las estaciones son más cómodas y accesibles, con más servicios y mejor iluminación.

Las obras, en ambas estaciones, incluyeron la puesta en valor de los edificios históricos de las estaciones de trenes, la renovación de los baños y boleterías, la construcción de nuevos andenes con refugios y accesos con rampas para personas con movilidad reducida, nueva cartelería y mejoras en la iluminación.

En la ciudad de San Nicolás, además, se construyeron nuevos pasos a nivel, se renovó el puente peatonal y se restauraron elementos de valor histórico como el cartel original con el nombre de la estación, el letrero de "sala de damas" y el antiguo reloj de la estación.

Nuevas paradas

La ciudad de San Pedro, junto con Ramallo y Rosario Norte, fueron incorporadas como nuevas paradas en el servicio en junio del año pasado. "Estas mejoras forman parte de nuestro compromiso con el transporte público de calidad y la recuperación del sistema ferroviario que ya estamos llevando adelante con la reactivación de los trenes de carga y un ambicioso plan de 14 mil millones de dólares para los trenes metropolitanos, que ya está en marcha", expresó Guillermo Dietrich, el ministro de Transporte de la Nación.

Las obras fueron inauguradas por el presidente de Trenes Argentinos Infraestructura, Guillermo Fiad, quien fue acompañado, en San Nicolás, por el intendente, Manuel Passaglia, y el presidente de la Cámara de Diputados, Manuel Mosca. En San Pedro, participó de la inauguración el intendente, Cecilio Salazar.

"Estamos muy orgullosos de poder inaugurar dos nuevas estaciones para el servicio Buenos Aires-Rosario. Gracias a estas obras, ahora los pasajeros tendrán una espera mucho más confortable, segura y con una prestación de mayor calidad", manifestó Fiad, el presidente de Trenes Argentinos Infraestructura.

Cabe acotar que además de las obras en San Pedro y San Nicolás, en el ramal a la ciudad de Rosario se renovaron 530 kilómetros de vías, con una inversión que ascendió a 3.900 millones de pesos.

http://www.lacapital.com.ar/la_region/inauguraron-las-nuevas-estaciones-ferroviarias-san-pedro-y-san-nicolas-n1428024.html